EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

COPLILLAS DEL ENAMORAMIENTO

Es enfermedad aguda,

es enfermedad mayor,

no toses y no estornudas,

pero te afecta un montón.

Sin darte cuenta aparece,

sin darte cuenta se va,

es como esos cuatro kilos

que te trae la navidad

y se te instalan, muy lindos,

en la parte abdominal.

Nadie se libra de ella,

ni las feas ni las guapas,

ni por mucho espabilar

evitas llevarte el chasco

cuando más que enfermedad

es verdadero fiasco

y lloras, más que una mona,

porque tu amor se ha “largao”

con la vecina de al “lao”

sin haberte tú “enterao”.

Es un caso de estudiar

el sentirse enamorada

porque te sientes muy mal

y a la vez maravillada:

te miras en los espejos

y no te ves celulitis,

te miras en los cristales

y a quien ves ya no eres tú

sino a una nueva top model,

que siempre dice “ai lof ju”.

Cuando el enamorado llama

de un gran bote te levantas,

te enfundas la  lingerie,

perfumas toda la casa,

te depilas, hasta el nombre,

y no te quitas el tanga

ni cuando planchas o coses.

por si entonces, de repente,

al enamorado Adán,

se le “inhiesta” la emoción,

le entran ganas de cogerte

y darte un buen achuchón.

No comes mucho,

si por no comer dewjamos

que se admita el chocolate,

el azúcar y el cacao.

Dormir ya ni lo recuerdas,

te levantas azarada

y miras su foto puesta

en el lado de la cama,

y suspiras como un búho

y le miras como loca

“A qué es guapo”, musitando,

dices tú como si fuera,

en vez de foto  o retrato,

su cuerpo tan sanduguero

que en la mesita ha dejado

para que des rienda suelta

a tu carne y tus anhelos.

Sí…el amor tiene defectos,

pero son más numerosos

los efectos que en ti  deja

sobre el corazón y el ojo,

que lo mantienes abierto,

como si fueses soldado

por si alguna de las evas

se fija en tu enamorado.

La casa ya no se limpia,

la aspiradora ha mutado:

se ha hecho objeto minimal,

esperando en un rincón

a  que termines de amar

y, en lugar de suspirar,

el polvo quites del suelo,

de los muebles,

del cristal,

y que a tu vida regrese

la antigua normalidad.

Pero, qué va….

tú sigues medio gilipi,

sin parar de suspirar,

te tragas toda la liga,

aprendes nombres extraños

de jugadores de fútbol,

karatekas y ciclistas,

te enseñas a decir goooooooooooooool

y cuatro tacos comúnes

y cuando miras a adán

en la babitis sucumbes.

Hasta que ronque te suena

a balada de Sinatra

y si en el baño se baña

huele a flores y guirnaldas.

Y es que el amor enamora

y te vuelve gilipollas…

Te quejas si no lo tienes

y cuando lo tienes, lloras…

3 comentarios el “COPLILLAS DEL ENAMORAMIENTO

  1. Maite
    20 noviembre 2010


    Y cuando el amor desenamora
    vas y dices, ¡Uf, menuda Joya!.

    (¡Mira que sabes contarlo bien!)

  2. elisa
    20 noviembre 2010

    Por eso, y es por eso por lo que yo vivo con un perro tremendamente feliz…..

  3. joan s. alòs
    21 noviembre 2010

    ¡Pardiez! Mismamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: