EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

ESOS JODIDOS ELECTRODOMÉSTICOS (II)

La lluvia. La lluvia y los electrodomésticos, sí.

Os contaba con todo lujo de detalles como la lluvia ha fastidiado, a su manera, a su manera acuática, algunos episodios de mi vida en mi adolesjuventud. Me he dejado en el tintero más de una ocasión en la que esa jorobada descarga líquida y firmamental se confabulaba en contra del destino, de mi destino. Recuerdo que cuando utilizaba, con mi estimadísimo papá, la versión Light de una tarde-entre-semana, cuando disfrazaba un encuentro con alguno de los candidatos-a-amores juveniles, lo que hoy los chicos de menos-de-veinte llaman candidato de tarjeta que no se sabe si pasará a tarjeta, de “tarde supuestamente aburrida y monótona en la biblioteca. Está claro que esa tarde tan libresca era aprovechada para subir en la moto de aquel amor-especial, darle un puntapié a los libros y a los apuntes y leer mucho, no las páginas de los libros sino los ojos y los labios del objeto de mi enamoramiento. El agua, la lluvia, aparecía, cómo no, cuando estábamos lejos de un lugar cubierto, en plena “aproximación carnal juvenil y sus errores de distancia pertinentes”. La fase de calentamiento (y no me refiero al global ni al planetario) pasaba y descendía de intensidad y la humedad carnal era sustituida por el”chopamiento acuoso nubolero”. Al llegar a casa, con una subida hormonal que me hacia parecer un gusiluz por no haber “culminado” el acto deseoso, a pesar de poner carita de Heidi-convencida, mi estimado papá, que extrañamente poseía idénticos conocimientos sobre el tiempo atmosférico que Minerva Piquero, no tragaba en absoluto lo de la tarde bibliotecaria después de verificar que mi ropa tenía más agua que el Nilo en sus mejores tiempos…

Ya de más mayorcita, y todavía con mi padre empuñando el hacha de guerra paterno-filial, para que no descendiera el nivel de diversión familiar, la lluvia desempeñó un papel cuanto menos curioso. Me casé, siento decir que no con el chico de la moto, un gran amor con el que no me hubiera importado EN ABSOLUTO haberme mojado y hacer absorbido el agua del AMAZONAS y los siete mares, y la lluvia, tras unos años de “secano”, se convirtió en una ocupa de mi casa. Bastaba para que yo me preparase para la operación “SALGAMOS UN RATITO, POR FAVOR, DE UNA PUÑETERA VEZ”, que venía a culminar la operación “ANDA, DEJA EL MANDO Y SACA LA TARJETA DEL CANAL PLUS DE SU RANURA, ANDA”, fase siguiente al proceso, digno de un “guantanamocasero” de “CONVENCIMIENTO-SIN ELECTROSHOCK” de mi querido adán para asegurarme de que entendía que EFECTIVAMENTE estaba “TODO” preparado (sabía dónde ir, qué hacer, dónde aparcar, qué ver y hasta cuándo regresar, parallegar a tiempo de ver la repetición de…LOS MEJORES GOLES Y OLÉ!!!!)…bastaba que LA OPERACIÓN. SALGAMOS AL EXTERIOR estuviese a punto de iniciarse para que…la puñetera lluvia comenzase a caer (por aquel entonces todavía nadie me había enseñado que la lluvia bonita, al caer, hace CLINK sobre las barandillas, cosa que sucedió mucho-mucho después)….

¿Nocontinuarásqueriendosalirconestalluvia,verdad? Así, adán lo decía juntando las palabras como se juntaba la lluvia y mi penita-pena…y…ala…allí tenías a mariacandela haciendo hueco en el sofá, de Roche BOBOIS, eso sí, para que, una vez apretaditos, la lluvia de las narices cupiera…

La lluvia también entraba en mi dormitorio en momentos especialmente inoportunos y no precisamente con fines carnales ni para “penetrarme” con un estratocúmulo (que debe ser, entre vosotros y yo, algo así como el sexo tántrico-meteorológico, la pera!) sino para…restarle romanticismo y lujuria a un ratito especial y POCO FRECUENTE. Me refiero a aquellos momentos, breves, pero tan deseados como un recreo o unas vacaciones, en los que adán y yo habíamos conseguido darles la cena a los peques, aguantar sin explosionar de deseo hasta que, tras contarle la versión XXL MAXI de “LOS TRES CERDITOS, EL LOBO Y RITA LA CANTAORA”, los “bichitos portadores de nuestro ADN caían dormidos. Entrábamos al dormitorio como dos corredores esprintando, saltándonos incluso la fase del desvestimiento por el otro y quitándonos cada uno la ropa propia. Antes de que la mano de adán rozase uno de mis milímetros epidérmicos …uno de los peques se aproximaba, misteriosamente sin hacer ni un ruidito, metía la cabecita entre las sábanas y decía: “¡¡¡ES QUE LLUEVE MUCHO, MAMI!!!) Yo no sé si la lluvia estaba celosa de que yo generase más humedad que una de las nubes más gordotas que la provocaban a ella, pero…me aguaba la fiesta, y nunca mejor dicho, porque uno de nosotros debíamos abandonar aquel tálamo calenturiento y alejarnos de la humedad corporal para acompañar a …nuestro solecito menor de 12 años!!!

Ay, la lluvia…

Hoy, martes 16 de febrero también cae a placer. Yo no estoy con el citado adán y mi peque hace tiempo que cumplió los añitos suficientes como para no asustarse de la lluvia (es más, es él quien se larga de vez en cuando, mientras yo finjo que no me entero, con su amiga-de-tarjeta a ver caer la lluvia, sin necesidad de contarme la milonga de la tarde en la biblioteca).

La lluvia. Ahora sé que provoca hasta música, pero…no era eso lo que quería contaros!!! Otra vez me quedo a mitad de la historia…

Yo lo que deseaba era relataros cómo me fastidió la lluvia los electrodomésticos hace unos días cuando…

TO

BE

CONTINUED

(lo

prometo)

2 comentarios el “ESOS JODIDOS ELECTRODOMÉSTICOS (II)

  1. carolina
    3 marzo 2010

    me puedes decir la fecha de tu nacimiento esque tengo que hacer un trabajo sobre ti y lo necesito. gracias. un saludo.

    • pura maria garcia
      3 marzo 2010

      1966, pero NO antes de cristo, eh!
      Saludos
      ¿Me puedes decir de qué tipo de trabajo se trata?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: