EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

María Candela Navidosa-navideña…

Que sí, que no….las navidades son un tostón!!!

Hoy he puesto un pie fuera de mi cama y…para empezar, no he acertado, una vez más, con localizar intuitivamente el trocito de alfombra peluda y mullida que marca el exterior del lugar donde, si hay suerte, duermo algo más que cuatro horas seguidas. Nada, una manera genial de empezar el día, aunque ya eran algo más de las 12 de la mañana. El roce de mi pie descalzo con el suelo ha sido como un electroshock leve, pero poderoso: mi consciencia regresaba a la realidad.

Domingo, tres de enero de 2010. Sigo de vacaciones, supuestamente alegre y dicharachera –como la rana Gustavo de los famosos teleñecos- tras haber sido penetrada REITERADAMENTE por el espíritu navideño. Y…es verdad, lo de las vacaciones y lo de la penetración.

Esto del espíritu navideño penetrador es la pera limonera, debe ser el único que lo hace sin provocar tu miedo a los embarazos no deseados ni a los cambios de vida. Empecé mis holidays hace unos 9 días que, a pesar de haberle puesto mucha voluntad, no se han convertido en nueves semanas y media aunque, no os voy a engañar, han sido muy estupendas, salvo algunas cosillas que quizás os comente para que comprobéis que a todos nos suceden cosas similares aunque las evas-evas las combatamos con rayaduras de cabeza y facturas telefónicas elevadísimas a las amigas-consoladoras y las evas-preysler las mitigan con sesiones de relax zen, masajes sacrocraneales y terapias de chocolates amargos del amazonas-y-blablabá. El balance navideño se sitúa, del 1 al 10, sobre un 8, que no está nada mal si hago caso de las conversaciones que escucho en las mesas de las cafeterías entre evas y adanes que comentan las jugaditas, visitas y reuniones navideñas por las que, irremediablemente, han tenido que pasar.

Como la tarara, antes del jodido período navideño, he estado haciéndome propósitos mentales pre-navideños, construyendo una lista mental de cosas que no estaba, teóricamente, dispuesta a hacer y una selección de propósitos firmes, sustentados teóricamente también, que “esta vez, no iba a dejar de acometer”. Ya imagino que los santaclauses, los reyes magos y hasta los cuernos de los renos ( y no los nombremos, queridas amigas, no los nombremos!!!) andarán descojonándose de aquí, esta mariacandela, convertida, por obra y gracia del puñetero mes de diciembre, en Maria Propósitos del Árbol y el Espumillón. Ni una, no he acertado una…Casi todo lo que he querido evitar, y la prueba está en la marquita profunda que mis dientes han dejado en mi lengua al intentar mordérmela cada dos por tres, ha sucedido como si en lugar de la llegada de los reyes magos lo que fueses perceptivo en navidad sea el que suceda lo que uno no quiere que suceda…

Vamos que, una vez más, estas navidades…se ha montado el belén y…un año más…

-He descubierto que sigue vigente la extendida costumbre practicada por mi cuñada y mi hermana, la segunda, de regalar, previo cambiazo del papel de regalo que lo envuelve, a la familia que más se “ama”, los obsequios que desconocidos poco acertados les han hecho, previamente, sin éxito ninguno. Supongo que esa costumbre obedece a algún precepto misterioso de alguna misteriosa religión, taoísta por lo menos, que propone que los regalos pedorros y feos, las freekidádivas, sean movidos dinámicamente por el mundo para que evitar que su carga energética cutre no se estanque, se nos pegue y nos joda la vida a unos pocos. Si yo te regalo un regalo pedorro que me ha hecho mi cuñada a la que, alguien con muy mala leche y peor gusto, le hizo con anterioridad, la cadena energética no se rompe, se extiende y, con un poco de suerte, se diluirá la horropilancia del regalo, digo yo…¿no? El único problema que yo le veo a esta teoría taoísta (debía llamarse “tooísta” porque es algo así como que “to” lo feo se ha de cambiar de mano) es que no explica qué coño haces si el jarrón de cristal grueso y azulón, de visión inaguantable, que recibes unas navidades, como recordatorio de esa gilipollez que es la del amigo invisible por la que nos debemos hacer los suecos cuando sabemos, en el fondo, que se ha de hacer visible en cuanto sepamos el valor económico del regalito en cuestión, es en REALIDAD el que tú, con una intención que quieres que quede fuera de cualquier sospecha, ya intentaste colocar a tu cuñada, la que no se depila apenas el labio superior, el año anterior. Cuando terminamos la ronda de reparto de cutre-obsequios, e intentamos volver a ocultarlos en su papel de regalo, pretendiendo negar su existencia…todos repetimos, año tras año, el mismo ritual: decir en voz alta que es el último año que nos regalamos cositas (hay que joderse, llamar cositas a la cutrez de jarrón que pesa más que una maceta con una palmera datilera en su interior), que los regalos son para los críos, que nosotros los mayores ya nos regalamos durante el año y que…blablablá…yo juraría que mi cuñado P., cuando estamos diciendo estas palabras, ya anda repasando mentalmente los ORNI (Objetos Regalados NO Identificados) de los que dispone para discernir cuál de ellos me colocará las próximas navidades.


-He constatado que los creadores de películas de dibujos animados (de animación, dicho fisnamente) son los tíos más carotas del planeta (junto con los políticos que no compran los trajes en Cortefiel sino en la Corte Infiel). Cada navidad nos machacan con pelis que son clones de las del año anterior, con la variación del espécimen animal como único elemento que las distingue: un panda que hace kung-fú a pesar de su peso nada pluma; un grupo de dinosaurios que no se congelan aunque pisan un hielo que te puedes morir; una rata cocinera que se mueve más que Arguiñano tras la octava copa de rioja; coches que se enamoran y que no han de pasar las revisiones y puestas a puntos de los mecánicos de la Renault, que te dejan como para no enamorarte en la puta vida o para destrozar tu pareja cuando, sin un euro, vuelves a casa tras pagar la factura.

No sé yo qué tendrá que ver que los enanos de la casa, hijos o sobrinos, tengan la suerte de librarse del cole para que los adultos que no estamos en época ni de “bacalear” ni de ligar, es decir, los casi-fósiles que nos quedamos, cuando la marchita de la celebración navideña se acaba, a fregar los platos y recoger bártulos, seamos los que INEVITABLEMENTE nos tragamos la peli del dinosaurio o del panda obsesionado con las jodidas artes marciales. Cuando te das cuenta, tras 5 escasos minutos de haberle hincado el diente al turrón y los dulces, los jóvenes han “volado” literalmente y están en la calle o jugando en grupo con la PSP (serán las siglas de “parato sin profundidad”?), mientras los cuatro adultos-pavos, estamos mirando sin mucha conciencia la pantalla donde el panda da zancadas y mueve las patejas como si fuese Bruce Lee, en versión paralítica…y alguien, uno de los adultos al que podríamos considerar “el profeta de los profetas”, un espabilao, vamos, dice la frase profunda esa de: “y aquí estamos viendo esta película”. El resto del grupo, así, como haciéndose el sueco, contestan con eso de: “ya…pero no la apagues, total, ahora ya…para lo que queda…” El panda se ha quedado entre nosotros, que, aunque no deseemos reconocerlo, nos sentimos niños-pavos por un rato y nos creemos que un panda sepa llaves de kung-fu del mismo modo que nos creemos todo lo que nos dicen del retinol o de las cremas celulíticas, ellas, o los motores de los coches, ellos…En fin, que es muy gracioso eso de que, en navidades, nos digan que tras las noticias hay un espacio de cine llamado “HOME CINEMA” o “CINE FAMILIAR” cuando, debería llamarse “cine para la familia que queda tras el escaqueo”..

Bueno…mañana sigo con el recuento de descubrimientos navideños que esta cuarentona tuneada ha tenido el “placer” de vivenciar estas navidades. Os dejo porque acaba de telefonearme un adán harto de las navidades y nos vamos a desquitar dando un paseo+café+cigarrito+nosé si algo más si no viene Papa Noel jodiéndonos la tarde!!!!

Aún nos falta hablar de los descubrimientos sobre el amor y el sexo en navidad; la amistad navideña, los viajes, los hijos, el matrimonio y sus mutaciones en los días de turrón sin rosas…

Os espero…

Mañana…

¡MÁS!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 enero 2010 por en General y etiquetada con , , , , , , , .

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: