EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

MI ABUELA ESTÁ EN LA EDAD DEL PAVO (I)

CANDELARIA TUNEADA

CANDELARIA TUNEADA

A mi abuela Candelaria. Seguro que donde está también es la más presumida y la más tuneada…

A veces me pregunto si vivo en el mundo al revés o, como dice la canción, soy yo quien está cabeza abajo.

Cuando ya creo que he llegado a cierta madurez –hace unos días fue mi titantos cumpleaños- y tengo de algún modo aprendidos y asumidos los cuatro conceptos vitales en la vida de eva…llega mi abuela Candelaria y me pone dichos conceptos a dar vueltas como una noria.

Luego, cuando me centrífuga el cerebelo, la cholla, como ella le llama en tono de guasa, esa eva setentona y estupenda que dio a luz a mi mamá, me mira de arriba a bajo, se descojona y…vuelta a empezar con otro “concepto vital”.

Es una destroyer, aunque no menos que todas las abuelis que tenemos a nuestro alrededor. ¿Qué no?

Las calles de cualquier ciudad están llenas de bandas juveniles urbanas: góticos con el eyeliner en el ojo trazado como si lo hicieran con un rotulador permanente de 8mm y calaveras por todos los lados excepto la planta de los pies; celtas con crucecitas y pintas similares a los miembros del grupo The Coors pero con menos pijerio; punkis o pirinkis, con más piercings que el escaparate de una carnicería; skaters con rodilleras, chichoneras y por supuesto la tabla de skate y el bote de trombocid en la mochila; rappers que caminan de lado porque el peso de las cadenas de hojalata que llevan en el cuello les desequilibran; rastafaris, freekis, manga-fans…

Pues nos dejábamos una banda peculiar: las abuelitas popperas, las todaybuelas, las teresacampos setentonas, las megaremozadas, las abuelis tuneadas o como queráis llamarlas.

Mi abuela es una de ellas.

En realidad mi abuela está en la edad del pavo.

Sí.

Ya sé que suena un poco heavy pero cuando os cuente la sintomatología no tendréis más remedio que aceptarlo, es más, casi con toda seguridad, la vuestra también esté pasando por esa fase tan especial y …espacial

¡Hay que verlas!

a la vejez, viruela” actualmente debería transmutarse por “a la vejez, que le den a los jovenzuelos”.

Mi abuela Candelaria tiene la agenda diaria más organizada que la princesa Leticia, bueno y lleva más plataforma en los zapatos que ella, todo hay que decirlo, porque es más presumida que Nati Abascal cuando no está en solución alcohólica.

De levantarse temprano, como hacían antes los ancianitos, nothing de nothing. La buena moza se levanta a lo que ella llama una hora prudente. Debe referirse a una hora en la que los demás hemos de ser prudentes de respetar, porque el día que la señora se despabila y desvela porque alguno de nosotros hace ruiditos sospechosos…la cara de un bulldozer y la suya tienen más similitudes que el rostro de mis gemelos.

Digo yo que cuando ella nos da la lata y nos explica, insistente y sospechosamente, que su médico de cabecera –mucho más joven y achacoso que ella-  le diagnóstico pérdida de audición se estará refiriendo a que no se deja caer por el Teatro Serrano a escuchar audiciones de zarzuela porque…oír oye más que el operario que envasa los Whisper XL.

Hay que joderse, Candelaría!

Cuando mi madre o yo le preguntamos si se ha acordado de apagar el horno, y evitar que el pollo asado sea un guiso llamado pollo al crematorio, no nos contesta a la primera ni de coña pero si una mañana uno de mis gemelos estornuda, al segundo, la vemos pasear por el pasillo de la casa de mi madre, de arriba abajo, como si fuera Belén Rueda, versión octogenaria, rodando las escenas de riesgo y terror de la peli EL ORFANATO.

“Ya me habéis distersionado la mañana”, nos dice poniendo una cara que es una mezcla de Teresa de Calcuta y otra Belén, la Esteban.

Dice distersionando porque según ella, y basándose en los nosécientos programas de radio y televisión que sigue para estar al día de la salud, su prevención y la buena vida, si no se duermen más de 9 horas, la piel y los músculos dejan de estar tersos.

En este punto, no me quiero dejar en el tintero una matización muy importante: según los días, el número de horas que el cuerpo humano necesita dormir, y que mi abuela Candelaria dice haber escuchado a alguno de los clones de Manuel Torreiglesias, oscila tanto que os juro que a mi me gustaría vivir siempre en lunes.

De acuerdo a la teoría de mi abuela, un cuerpo humano necesita descansar 10 horas mínimo. Esto lo dice cada lunes la muy puñetera. Los sábados, la muy jodida, aminora sospechosamente la cifra porque sus amigorras vienen tempranito, como las gallinas, para llevarla a dar una vuelta por el mercadillo.

Esas abuelas tuneadas que acompañan a mi abuela no son abuelas, son peonzas. Lo único que hacen, si les escuchas narrar sus peripecias, es DAR VUELTAS. Y cuando lo hacen, las muy puñeteras se olvidan del TANAKENE ese para aumentarles el riego cerebral y del PRIMPERAN para los mareos. Con la de vueltas que dan, yo que tengo titantos, necesitaría chutarme nosécientas biodraminas. Ellas, ni una, que para eso se han comprado todas, en uno de los viajes   que hicieron a Santander, una pulserita de cobre que les evita los mareos, la urticaria, las pérdidas de orina, la caída de la dentadura postiza y el dolor de rodillas…Vamos que no es una pulsera. En realidad lo que compraron en masa fueron pequeñas sucursales de muñeca del SANTUARIO DE LOURDES.

Pues eso, que la sordera de mi abuela es selectiva a tope.

El pitido del móvil, cuando le llama su amigo especial José  lo escucha antes de que yo ni siquiera lo intuya. Levantarse de un brinco, encontrarlo en el bolso –el móvil, no al amigo, claro- descolgar y poner voz de gata es todo una.

Mi abuela, cuando se da cuenta de que tanta agilidad puede resultarnos  sospechosa y no achacable a sus clases de PILATES, 3 a la semana, ni a las de YOGA, 2 sesioncitas con un profesor calvo que sonríe como si fuera un hijo de BUDA, se pone muy mística y con toda la seriedad del mundo –aprendida y entenada en sus clases de teatro, otro de los rotulitos que decoran su agenda semanal desde hace varios años- nos suelta una de las suyas:

“Fíjate que me da que a mi la soja esa que me mando el maturópata, las pastillas de cartílago de tiburón y el PILATES me están yendo fenomenalmente bien…Hasta diría que ya no tengo los huesos desclasificados…”

¡A la NASA les llevaba yo a mi abuela para que le hicieran una investigación!

¡Ella sí que es un expediente clasificado y X, con mayúscula!

¡Ay, Candelaria, Candelaria!

Sordera selectiva; desclasificación de huesos intermitente, que aparece y desaparece cuando su amigo José le llama para piropearle; artritis en las articulaciones de las manos que se esfuma cuando sus amigas las peonzas tuneadas organizan la partida de mus; contractura cervical que se transmuta misteriosamente en flexibilidad muscular para agachar la cabeza y comerse los filetes de solomillo “blandito-porque-si-no-las-encías-se-me-resienten-hija-qué-le-voy-a-hacer” que mi madre le prepara y que INCREÍBLEMENTE no le producen ácido úrico como a mí…

El vademécum médico no tiene nada que hacer con mi abuela Candelaria…

Y todo esto solo es una primera aproximación a su estado del pavo tardío…

Mañana ya os daré más información privilegiada sobre mi abuela, el pavo, su opinión del amor, el matrimonio, las relaciones sexuales, la vida marítima –como ella denomina a la vida matrimonial- y otros items que os dejarán a cuadros.

Lo sé…

Un comentario el “MI ABUELA ESTÁ EN LA EDAD DEL PAVO (I)

  1. MariPi
    1 julio 2009

    Brillante como siempre nena…y qué gran verdad!!! Nuestras abuelas estan desatadas!!!, se acabaron las verguenzas y los “que diran”, en esas edades, ya no hay nada mal visto, como antes, que todo era “pecao”, se apuntan al feminismo…a su manera, jeje, a los amores de 3º, 4º generación…o lo que se tercie, a las juerguecillas en los bailes y las excursiones del inserso…y si alguna cosa no cuadra al personal, siempre viene bien aquello de…”si es que…ya estan mayores…” y a vivir!!! Eso de..más sabe el diablo por viejo que por diablo será por algo no????Jeje…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: