EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

EVA Y LAS CONTRADICCIONES (I)

una contradicción de eva

una contradicción de eva

La vida de eva se caracteriza por varios factores.

A mí me causa una especial curiosidad uno de ellos: las contradicciones que la rodean.

Si consultamos las opiniones especializadas, emitidas por distintos adanes, parece ser que eva ya viene equipada de serie con un mecanismo especial que le hace proclive a las contradicciones: a hacer lo contrario de lo que piensa; a comprarse el par de zapatos que le aprietan; a enamorarse de quien teóricamente no debería; a ponerse el vestido que según ella no acaba de sentarle bien…

Eva, para utilizar una metáfora, es un pececito que nada en las aguas de la contradicción y la paradoja, según adán.

Por otro lado, si pedimos la opinión de contradictólogas de reconocido prestigio o esas evas importantes y sabihondas, que llevan media vida estudiando los porqués y los por ques de sus compañeras de género, obtendremos una explicación bien distinta.

Según ellas, eva no es contradictoria sino que la vida, estructurada por adán, le hace caer en esa especie de sí-pero-no, de quiero-pero-es-que…

Yo ni pertenezco al grupo de los adanes –aunque antes de decidirme a gastarme nosécientos euros en depilarme con el láser el labio superior, alías bigote, lo llegué a parecer- ni soy sabihonda, pero puedo dar cuenta de un catálogo de contradicciones más abultado que los pechos siliconados de la Obregón.

Además, estoy segura de que la gran mayoría de vosotros, después de leer este análisis, os uniríais a la comunidad de ESCAPA: Evas-Sometidas-a Contradicciones-APuntapala-Angustiosas. Incluso, de ser este un espacio real en vez de virtual, uniríamos nuestras manos, sacaríamos los mecheros (supongo que con la otra mano, con la mano libre) y entonaríamos eso de YES, EVA-WE CAN!!!!

Para empezar, cuando somos pequeñas, nos atiborran de tomas lácteas, cuando nuestra mamá nos da pecho;  nos hinchan a potitos, especialmente de POLLO y nos hacen repetir peti-suisses cada vez que toca el postre.

El objetivo: situarnos en la franja de peso que la evapedia denomina ROLLIZA, caracterizada por la presencia visible de 2 mofletes tipo Heidi-antes-de-sufrir-por-el-poco-caso-de-pedro; varias lorzas a modo de cinturón o bastitas estomacales; doble o triple mentón (papada, vaya!) y ausencia de espacio entre las articulaciones más importantes (es decir, mollitas a gogó entre el codo y el antebrazo, la rodilla y el muslo…)

Nos hinchan, nos engordan, con la pretensión mercantilista de que nuestra vecina no tenga más remedio que decir aquello de: ¡Qé guapa y qué grande se te cría esta niña, está preciosa…!”

Las niñas, las crías de eva, si pudieran hablar dirían:

“Mi madre me tiene flipada, pues no va y ahora le dice a la vecina que tampoco es para tanto, que casi no como, que le doy lata en las comidas…¡Pero si parece la abuela de Tarradellas en versión madre! ¡Pero si no me da Espetec porque no tengo todavía dientes, la muy borde!.

Pasa el tiempo, nos caen los dientes y los años, llegamos a la adolescencia y la primera contradicción en la que nuestra querida mami cae es en la relacionada con los potitos: ¿Por qué si nos daban de pequeña los potitos de POLLO, en la adolescencia nos repiten cada minuto que no debemos comer eso que parece POLLO pero que tiene una vocal, la última, diferente?

Cuando eres evaadolescente, como te han hinchado de potitos, petitsuisses y otros manjares, las lorzas de grasita forman parte de ti de una manera ostensible. Son lo que, si fuéramos un coche, se denominarían airbag integrado, integrado en nuestras caderas y en la barriguita.

Tú, que estás tan convencida de que en cualquier momento saldrá tu vecina y se alegrará de ver tu rollizamiento, y tu madre se congratulará de exhibirte, te quedas traumatizada cuando dicha vecina –que a esas alturas de la life ya no es realmente tan amiga de tu mamá- te mira de arriba a bajo y le dice a tu madre:

“Oye, esta chica está tremenda. Tiene propensión a engordar ¿verdad? Debe ser genético, a ti te pasaba igual ¿no? Será el metabolismo…”

De metabolismo nada.

“Será la mala leche de usted, foca de incógnito” te entran ganas de decirle en toda su carita, rolliza y gorda, dicho sea de paso.

Nuestra madre nos saca de la escena de un tirón de brazo –situación para la que es realmente positivo haber guardado la grasa localizada en las articulaciones superiores ya que, de lo contrario, mamá nos sacaría el brazo del omóplato correspondiente- y nos acompaña, sin pedirnos permiso acerca de ello, a casa cantándonos los mil inconvenientes de estar como estamos, en crecimiento antropomórfico y perimétrico: “Tú ves, hija, si ya te lo digo mil veces, como no te cuides ahora, de mayor vas a parecerte a la hermana de tu padre, un globo sonda, hija, un globo sonda, el cuerpo tiene memoria y no solo para el sol que nos da en la piel…”

Cabrona, piensa la evadolescente sin atreverse a decírselo. Si el cuerpo tiene memoria ¿por qué me has hecho parecerme a una butifarra de los 0 a los 8 años? ¡A ver cómo consigues ahora anestesiarlo y que se vuelva un poco amnésico, madre cruel!

Tras el affaire como-no-te-cuides-ya-verás, eva deja la adolescencia hecha unos zorros, come y se tortura; no come y pasa hambre y se tortura; come diciéndose que tampoco va a pasarse la vida torturándose, que está convencida de que prefiere estar un poquito llena pero se coherente y no caer en contradicciones y blablablá…y al minuto de haber ingerido el cuarto y mitad de Ferrero Rocher muda el color de su tez, se pone violeta de remordimientos, inicia un proceso de sudoración hasta de las plantas de los pies, comienza a hiperventilar y a quejarse como una loca: “Vaya martirio, dios mío, acabo de colocarme por vía bucal un lote de 300000 calorías, no sé si julios o pedros, si kilojulios o kilopepes, es horrible y además estoy llena, creo que el chocolate me sienta fatal…”

Eva conoce a adán – o a los 200 adanes con los que hace falta intimar antes de ver la luz y creer que ÉL es el elegido, uno de los 200- se casan e inician una vida en la que las contradicciones que ya trae integradas eva, como si las llevase insertadas en un microchip cerebral, van a encontrarse con las de adán, o en el caso extraño de que éste no las lleve de serie, van a ser motivo de estudio y análisis exhaustivo por parte de adán.

Éste no dejará ni un solo día de analizarlas y comentarlas, así, tipo Antonio Lobato cuando narra las carreras de fórmula  5: “Hija, tienes unas cosas, no me aclaro contigo, no, pero no porque yo no me aclare, es que tú me lías. Dices unas cosas y luego haces otras, de verdad, es que me vuelvo loco, no sería más fácil si …Eres una contradicción andante, cariño. Por cierto, aunque te dije que los López me caían fatal y eran unos cursis he pensado en aceptar la invitación para ir a la barbacoa de la noche de San Juan, vamos ¿no?”

SIN COMENTARIOS.

Eva lanza a adán preguntas trampa para ver si éste colabora en la mejora de sus contradicciones: “Chiqui, ¿a que se me nota que estoy más delgada? ¿A que sí?”

El chiqui en cuestión, que de chiqui tiene lo que tiene mi madre de torero, contesta con un simbólico: “La verdad es que sí…”

Eva dispara la segunda carga: “Ahora estoy mejor, ¿verdad? Antes me veía muy hinchada y más gordita, pues no hay diferencia ¿verdad?”

Y dale con ¿verdad? y  “la verdad”…para qué querrá eva tanta verdad.

Cuando, ante la frase filosófico-mística de eva, adán vuelve a soltar su “la verdad es que sí..” eva sale de su contradicción, de  su cuerpo y hasta de sí misma, se pone echa un basilisco, mira fijamente a adán con los ojos, también salidos de sus órbitas y le dice: “Así que antes estaba hinchada y gorda, ¿verdad? O sea…que tú viéndome crecer como el IPC y callado como un borde ¿verdad? ¡Qué fuerte! ¿Y eso  es amor? ¿AMOR? ¡Tú tienes una barriga cervecera tan descomunal que mis amigas me preguntan si eres familia del  monigote del anuncio de CRUZ CAMPO y yo no te lo digo! ¡¡¡Eso sí es amor, eso y no lo tuyo, JUDAS!!!

Si se supera esta fase de judaísmo o jodidísmo, a eva le aguardan otras contradicciones memorables aunque eso lo dejamos para otra entrega…¿VERDAD?

Pura María García

https://evaysusadanes.wordpress.com

eva bebé by CORTOLAND

eva bebé by CORTOLAND

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: