EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

¿EXISTE LA MEDIA NARANJA? ÚLTIMA ENTREGA

 

MEDIA NARANJA DORADA

MEDIA NARANJA DORADA

Esta es la cuarta parte del extraño expediente X acerca de la existencia de la media naranja.

A estas alturas debería tener las cosas un poco más claras y, sin embargo, continúo sin saber si podré hacer zumito de amor un día con la media naranja que, parece ser, me espera en algún lugar del planeta.

La información teórico-práctica que dejamos en la 3ª parte no nos sirvió para desvelar el misterio, aunque nos llevó directamente a otro de los períodos vitales más importantes de eva: los “entaytantos” años.

Esa es la fase en que la edad de eva se parece a un sueldo de funcionaria: crece cada año pero decrecen los días que dura.

Son los entaytantos: cuarentaytantos y hasta los cincuentatytantos.

Por cierto, no sé que tendrá el tres que, al sumarle 1 y resultar 4 da una tabarra impresionante.

Nada es igual a partir de los 40.

Nada.

Incluso las dependientas de la perfumería de EL CORTE INGLÉS, no sé muy bien porqué, te empiezan a tratar como si fueras un ser de otra galaxia, distinta a la galaxia juvenil donde habitan las evas-hasta-los-cuarenta.

¿Que quieres una crema para la cara…?

Pues la jovencita rubia de bote, con las pestañas tan largas como la greña de Anasagasti te lleva hasta un rincón, generalmente decorado con tonos dorados, donde están las cremas más-en-ri-que-ci-das-con-ac-ti-vos-anti-arru-gas-y-oxi-geno-ac-ti-vo. Te lo deletrea así, despacito, silabeando como si tú fueras un niño de educación infantil y te chuparas el dedo.

Te señala una serie de tarritos que cumplen la proporcionalidad inversa: son diminutos pero su precio es tan elevado que han de hacerle un alerón a cada etiqueta para poder escribirlos.

Te señala con el dedo, como si de verdad tú, además de tener cuarenta tacos y algo, fueras miope y presbitérica (que no es ser religioso sino tener presbicia y por ello ponerte a veces un poco histérica).

“Es que estas cremas son las mejores para las pieles más maduras, contienen principios muy potentes par evitar la desnutrición y el descolgamiento del óvalo facial”-te dice la versión mileurista de Sienna Miller.

Yo le miro con cara de pomelo, nunca mejor dicho, e invoco  a los espíritus de la celulitis y les pido, con toda mi fuerza interior: ¡¡¡Dadle a esta pava jovencita una piel de naranja tan abundante y encapsulada como la gilipollez que acaba de soltarme, por favor, hacedme caso!!!

Al segundo, cuando la dependienta siliconada, me acerca el tarrito de crema, dorado también, tengo un atisbo de raciocinio y espíritu zen: ¡¡¡Joder, Pura, no te pases, recuerda que según las religiones orientales y el Chopra y  el Coelho y ese otro que se ha forrado escribiendo que dios monta una Harley, lo que se da es lo que se recibe!!!!

En ese momento, cambio mi pensamiento y lo que mentalmente le doy son veinte años de los míos: ¡¡¡Ala, guapa, a ver cómo te sienta incorporarte al club de las mujeres que han de pasar por el rincón dorado de las pieles maduras, ala, a ver qué me dices ahora, ala!!!

La miro y me quedo esperando que el ying y el yang se porten como manda buda y me devuelvan a mis veinte tras haberle dado en alquiler con derecho a compra 20 de mis años a la rubita.

Ya estoy en la edad dorada y…yo sin haberme enterado de que ya he pasado anteriormente la edad de la plata.

Estoy equidistante, con equidistantes añitos. Digo equidistante porque me hallo a igual distancia de los 40 que de los 50: estoy en el punto dorado del camino dorado de la puñetera edad dorada.

Pero, ojo, estoy de muy buen ver.

Y lo digo mirando las cartucheras de la jovencita dependienta.

Mucho pantalón de cintura baja y mucho cinturón caído, estilo casual wear pero la rubia en cuestión tiene unos alerones laterales que las señoras doradas entre cuarenta y cincuenta, que hemos perdido un montón de cosas, ya no tenemos.

Y mientras pienso estas disquisiciones, por la puerta acristalada de la megaperfumería aparece un cuerpo tableado y consistente, que podríamos denominar “cuerpo de delito” por que incita al ídem. Se trata de un adán de unos 30 años, calculo yo,  de los que funcionan con eco-combustible porque va muy-muy finito.

El adán en cuestión…se…apro..xi..ma

“Ala– pienso mientras miro a la rubia esponsorizada por SILICONAS MARTÍNEZ-por catalogarme en la franja de mujeres doradas. Chínchate, que este cuerpo de adán se está acercando a mí…”

Pero no.

Naranjas de la China.

Adán se acerca a la rubia y la besa.

1 a 0. Gana la rubia por puntos a la madurita dorada.

La rubia tiene media naranja.

La chica dorada, no.

Bien. A esta edad evística no es fácil ver un cítrico en cada adán con el que nos cruzamos. Incluso nuestras mejores amigas, y no sé muy bien porqué, se empeñan en presentarnos a toda una cesta de cítricos por si en ella está nuestra media mitad: “Te voy a presentar a un adán que es perfecto, de verdad, tiene un tipo estupendo y es simpático como él solo y…”

A mí ese discursito me resulta tan familiar que cuando mi amiga del alma lo inicia, a la segunda frase le regalo una de las mías: “Vale, abrevia, ¿dónde tiene el problema? Y, si no tiene problema, ni se te ocurra presentármelo porque…eso sí es un problema”

Eva dorada no busca la perfección, busca la normalidad. O lo que ella cree entender por normalidad.

A esta edad evística, Eva conoce a un adán.

Se distinguen entre ellos porque ambos, impepinablemente, poseen marcas visibles de naranjazos varios en su cuerpo, cabeza y corazón. Es como una  contraseña, como decirse sin palabras: “Vale, somos del club de las mitades cítricas rotas o casi, en búsqueda de su ídem”. Eva y adán lo intentan. Intentan verificar el acoplamiento naranjil, prueban el encajamiento de las 2 mitades supuestamente simétricas.

Lo intentan con bastante menos entusiasmo que en los primeros intentos, allá por el Pleistoceno inferior de sus vidas. Pero lo intentan.

Ya lo decía el profesor Félix Rodríguez de La Fuente: “Queridos amigos del Planeta Azul, el adán cítrico se prepara para el acoplamiento de su mitad con la de eva. Se aproxima, desplegando sus encantos citrícolas tras haber depositado cera abrillantadora en la piel ya rugosa de su media naranja…”

Y eva y adán juegan a ser mitades jóvenes de cítricos jóvenes: aprenden a enviarse sms, a conectarse al Messenger y se llaman con tarifa plana. Eva descubre que, a pesar de estar en la etapa de los tarritos dorados, sigue absolutamente convencida de que su media naranja existe porque, si no… ¿cómo se explican sus facturas de móvil con llamadas mil a adán?

Menos mal que, antes de que llegue a la fase de PELIGRO ABSOLUTO, siempre hay una amiga jodida y amargada por algún naranjazo de su pasado, que le da un consejo maravilloso…Esas amigas deberían formar la asociación de AGUAFIESTAS-SIN-FRONTERAS, joder: “Oye, ni se te ocurra lanzarte al tuntún, que eso de la media naranja no existe, te lo digo yo, y no pases a adán a contrato…mantenlo a tarjeta, con amor a tarjeta hasta que estés segura. Nada de amor con contrato”

Y eva y adán se ennaranjean hasta que se dan cuenta de que en su árbol naranja, en las ramitas, hay hijos, hijas, familia, trabajo, exmitades cítricas…

Joder, las ramas del naranjo tienen tantas hojas y ramitas que el naranjo se resiente.

Y eva se acuerda de su amiga la consejera, y recobra la memoria histórica y…se va a un Spa precioso en el Norte de España a…resarcirse, cuidarse y consolarse por el naranjazo que acaba de impactar en su corazón, de nuevo…

Y se jura, con la misma voluntad y fervor que los gallegos: NUNCA MAIS.

Y llama a ORANGE para dar de baja al número de ex adán porque, desobedeciendo a su amiga la asesora emocional, ya lo había agregado como número favorito…

Allí, en el Spa, con un bañador dorado –porque el biquini del año anterior se ha negado  a encajar en su body- se resarce y consuela del impacto: “Tampoco es para tanto-se dice a ella misma- si en realidad estoy fenomenal y empezar con la naranjización de nuevo era un jaleo, un lío, bolsa de viaje a arriba, viajecito a  casa de adán, depilación cada quince días… Se acabo. Ya tengo claro que la media naranja no existe”

Y mientras eva dice estas frases propias, tan profundas y sabias que se podría dudar si era  Plínio el Viejo quien se las dictaba a la orejita, contempla con ojos como platos a un adán madurito que entra al Spa…

“Por su perímetro no es una media naranja, ya lo sé– piensa eva en constante remojo cual una chufa horchatera- pero tampoco está escrito en ningún libro que no valga un medio…melón

Y eva mira a adán. Y se sonríen.

“Me habré traído en la maleta la mini de Max Mara” –piensa eva.

Si su amiga la asesora se enterase seguro que añadiría: “Ve preparando hielo y TROMBOCID y Reflex y…porque un melonazo será mucho peor que cualquier naranjazo”

¡Y qué! –dice eva en voz alta.

Adán-melón-en-edad-dorada-también  sonríe al escucharla hablar sola…

3 comentarios el “¿EXISTE LA MEDIA NARANJA? ÚLTIMA ENTREGA

  1. SOPHIA
    8 junio 2009

    Querida Pura Maria, una vez mas estoy contigo y junto a ti….

    Las rubias de bote , siliconadas y planchadas son repelentes y odiosas, amen de intolerantes, insolidarias, frivolas y nada compasivas….
    Cuantas tortas mentales he repartido yo por ahi con relativa frecuencia….

    Pero piensa una cosa : Ya quisieran muchas de 20 estar como nosotras, tan turgentes y proporcionadas, tan mazizas y divinas de la muerte…..
    Solo tienes que abrir los ojos y dar un repaso a los botijos de desecho que andan pululando por ahi con 20 años en sus carnes.
    Eso por no hablar de las que parecen un pan sin sal, que lo llevan escrito en todos los poros de la piel…

    Por no hablar de las que necesitas mirarlas un par de veces , porque no sabes si son evas o adanes….

    Ya quisiera yo ver a todas esas dentro de 20 años a ver donde les ha quedado la tonteria y los polvos compactos…

    Lo dicho, divinas de la muerte y estupendisimas….y eso a pesar de los naranjazos que hemos esquivado…. si ya lo dijo Nietzsche: ” Lo que no me mata, me hace mas fuerte.”

    Y en cuanto a las AGUAFIESTAS SIN FRONTERAS (ja jaja), mi humilde consejo es que anules tu subscripcion a dicha ONG,que me da a mi que nunca esta limpia de polvo y paja…siempre tiene intereses parciales, aunque sean inconscientes,
    Dicha ONG no hace mas que acrecentar incertidumbres o crearlas donde no las habia, no, si ya por su propio nombre…. AGUAFIESTAS SIN FRONTERAS……
    Uyyyy… quita, quita…

    Un medio melon tampoco es tan grave…. miralo por el lado positivo mujer, como es un melon madurito, tu siempre seras una jovencita y una colegiala.
    Son mas pacientes que una media naranja, pues no tienen las hormonas tan alteradas, saben escuchar tus monologos sin inmutarse ni llevarte la contraria.
    Es estupendisimo…

    No son tan inseguros, ni piensan que se van a comer el mundo, como los medios naranjos, ya que estan de vuelta y han aprendido que no se han comido nada…

    Tendras que echar mano del reflex… eso si…. pero tienes que sacrificar algo.

    Vengo diciendo, desde hace verios ratos , que todo al mismo tiempo no se puede tener, y que para tener algo que se desea , hay que sacrificar algo que tambien se desea…

    La cuestion, es que sacrifico y que no sacrifico…..
    Siempre hay una cuestion a resolver….

    • pura maria garcia
      8 junio 2009

      Como siempre, beloved Sophie…ten points for your comments.
      Mi melón, mi melonero…entero me gusta más…como dice la canción…
      Pensaba que iba a dejar el expediente X de la half-an-orange affaire pero…me acabas de dar una idea que se convertirá en epílogo naranjil…
      Gracias otra vez por ser evacoincidente con esta eva la abajo firmante
      Un besote sin nada de acidez

  2. Ericsson
    10 noviembre 2009

    Me gustó tu texto y a la vez me dio tristeza porque está inmerso en jugos Heidianos, y esos jugos Heidianos llegan hasta los Adanes y los convierten en implementos del “kid de la falsa felicidad” que jamás serán capaces de hacer feliz a una mujer…

    La media naranja no es un príncipe dedicado a amarlas. La media naranja es alguien que las haga sentir tan especiales que ellas hagan todo por tenerlo y lo puedan perder si no lo cuidan…

    Un verdadero hombres, es solo un 20% de su tiempo para Eva, es independiente, no encaja a la perfección con ella, jamás accede a cambiar su forma de ser, no le cumple sus caprichos (y las evas tienen muchos), pero eso sí, ese 20% que le dedica a Eva, LA HACE SENTIR ESPECIAL, DESEADA, UNICA, BELLA; y ella sintiendo que lo puede perder, lo ama con locura, se esmera y se dedica a darle tanto jugo que ese 20% parece un 50%, y su hombre crece (física, emocional, y económicamente) y ella por tratar de estar a la par también crece junto con el… comparten sueños, y alcanzan la verdadera felicidad. –sin un coche mediano, sin un guardarropa extenso, con algunos amigos y sin un castillo.

    Cuando era 20 añero, (hoy tengo 25) pensé que el Adán perfecto era el que cortejaba a su Eva, el que la subía a un altar, la convertía en princesa y todas esas citricidades heidianas que ustedes desean -pero ustedes mismas se alejan de alguien así, un Adán así, parece tan necesitado que no lo valoran, parece tan obsesionado que les da miedo ese compromiso, y pierden el interés en proteger la relación porque lo tienen incondicionalmente, y hasta prefieren a un patán a ese príncipe dadivoso.

    Casi todas las naranjas del cesto han sido echadas a perder por esos jugos heidiano feminoides.

    (Y aprendí observando a un gran hombre -mi padre- y el sigue haciendo feliz a mi madre y ya llevan 34 años de casados).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: