EVA Y SUS ADANES by Pura María García

EVA HABLANDO DE ADÁN

¿PSICOLOGÍA MATRIMONIAL? NI DE COÑA…

WEDDING by WETZLER

WEDDING by WETZLER

Como algunas y algunos de los lectores saben, a lo largo de dos tardes semanales, desde Enero a Julio de cada año, atiendo en mi consulta a parejas y pacientes individuales.

Hace 9 años, fecha en que me separé de mi primer marido, decidí ejercer una profesión que estudié mientras criaba a mis gemelos y que había dejado aparcada no porque mis gemelos necesitaran veinte años para ser criados sino porque su empeño en no dormir por las noches hacia imposible que su mami, yo, pudiera realizar con seguridad cualquier profesión que no fuese la de panadera.

En medio de baños dobles, biberones dobles, cambio de pañales dobles e ingestión, y posterior lanzamiento como chorro bucal con direccionalidad imprevista, de vitaminas, zumos y leche de continuación, la mami de los gemelos obtuvo una nota más que milagrosa y se licenció como psicóloga especializada en psicología matrimonial y sexual. Permítanme decirles que ambas titulaciones no van en un pack. Ya se sabe que el matrimonio no implica lo sexual. Más bien, y como diría mi querida amiga Ana A. en ocasiones propicia la desaparición periódica, continua y gozosa del intercambio carnal.

Aquí la mamá de los gemelos se sacó dos titulaciones. En mi casa, y no es casualidad, todo era doble. Yo diría que, en ocasiones mi entonces marido, y actual ex, también era doble: venía con una mamá adherida o adosada, no sé qué termino emplear.

Había conseguido cumplir uno de mis sueños. No era lo mismo que lograr parecerme a Cher sin pasar por el quirófano pero tampoco era desdeñable: podía colgar en la pared de la calle, en la portería de mi edificio, una plaquita plateada y bonísima con mi nombre en letras fantásticas y glamorosas. No todo era tan bonito. Supongo que hubo muchas personas, pacientes míos  o no, que al ver la plaquita y saber que era una especialista en “aplicar loctite terapéutico” a los matrimonios resquebrajados o facilitar que hombre estupendos engrasaran su pistola, y el gatillazo no fuera más que un recuerdo que habían conocido en alguna película de pajares y Esteso, que se descojonaron y se sorprendieron, con mala leche algunos, al saber que me separaba y que, según algunas vecinas cotillas, mi entonces-esposo, hoy exposo, había intercambiado afectos nada terapéuticos con varias de mis pacientes.

Me consta que más de una miradita irónica me han dirigido algunos pacientes. Eso me fastidió bastante en un primer momento, recién abrí la consulta, especialmente si se trataba de pacientes que venían abonadas a compañías de seguros privadas, de esas que te dan un cheque por visita que cobras cuando la paciente ya ha entrado en la menopausia tras haber sido visitada en su adolescencia por aquí la que escribe.

La gente pensaría: y esta tía, tan arregladita y tan moderna, con esa mecha asimétrica y esa raya violeta perfilando los labios pintados con gloss… ¿porqué no se habrá aplicado sus conocimientos y técnicas par salvar su matrimonio?

Poder, les respondía yo mentalmente. En mi caso, salvar mi matrimonio era algo así como la versión casera de “Liberad a Willy”. Mi exposo estaba engordando muchísimo con el lío de la separación. Según sus amigos, lo estaba pasando tan mal y tenía tanto estrés que engordaba sin cesar. Lo de que su ingesta de pinchos de tortilla y jabugo en la jamonería de Santi influía en su crecimiento perimétrico, según ellos, no estaba demostrado.

Mis estimadísimos vecinos y vecinas -y aquí sí he de decir que los peores comentarios y miraditas vinieron siempre de ELLAS, mis vecinas- se devanaban el cerebelo, o sucedáneo en algunos casos, preguntándose cómo a una psicóloga matrimonial y sexual se le puede terminar lo uno y lo otro, el matrimonio y el sexo “seguro sin cita previa”.

A ver. ¿Qué pasa? ¿Qué en casa de un dentista no puede haber nadie con una jodida caries? Pues eso, mi caries era una caries gigantesca y “matrimonial” y había decidido arrancar la muela, en lugar de empastarla, y “desensibilizar” el nervio. Ala, a lo grande, como yo soy…

A lo que íbamos.

A lo largo de dos tardes semanales, desde Enero a Julio de cada año, atiendo en mi consulta a parejas y pacientes individuales. Los gemelos tienen ahora 9 años más que el día en que puse el letrerito en la calle, siguen sin dormir por la noche, los muy jodidos, aunque ahora en lugar de despertarme se organizan para compartir la play intentando que su mami no sepa que hacen trampas nocturnas.

La semana pasada tuve una visita, entiéndase que se trataba de una cita médica, que me hizo reflexionar. Cuando Irisma, la encantadora enfermera que me ayuda, pronunció carraspeando el nombre del paciente que estaba esperando para pasar a mí casi me da un síncope.

Se trataba de V.M.T y una rubia con aspecto juvenil y pantalones pitillo de pantera de la colección de zara de esta temporada (no crean que doy estos datos frívolamente, son indispensables, ya verán el porqué). El problema no era el abuso de complementos que llevaba la rubia en cuestión, muy similar a un árbol de navidad con todos los adornos puestecitos encima. ÉL era mi ex.marido, ella, la rubia ajovenzada, era su nueva pareja. Eso pensé yo: ¡VAYA par-eja, vaya par!. Entre los dos sumaban los mismos años que lo que precia a un buen coñac, la cosa es que el que más años de esa proporción se llevaba era mi ex.


Datos aparte, mi cara de póker no les produjo ningún efecto.

¡Estas estupenda, hija!, fue la frasecita que me espetó para acompañar dos besos.

¡Judas!-pensé- Tu santa madre te tenía que haber puesto JUDAS ya en la pila bautismal.

¡Tú, igual! Traduje para no resultar incortés.

El muy…muy, había venido, rubia incluida a mi consulta por un problema sorprendente: exceso de deseo sexual de ambos. No querían que ese deseo cesara, sino ver cómo podían organizar su vida para poder trabajar, comprar y otras cosas, además de hacer el amor porque la rubia padecía de agujetas crónicas y estaba un poquito perjudicada. La rubia le había dado un ultimátum: “o te relajas o me saco un bono y me paso la vida en el fisio.”

¡Hijo de su santa madre! ¡Pero si conmigo solo hacia el amor si su equipo ganaba y se lesionaba el capitán del equipo contrario, cosa que era tan imposible como descifrar un expediente X con una lupa de juguete! ¡Hijo de su santa madre!

El muy..muy…me explicó que al ser su segunda oportunidad, su segundo matrimonio, en este caso “arrejuntamiento” le había visto las orejitas al lobo y le había cogido gustito al acto sexual.

¡Hijo de su santa madre! Recordé la de libros que me tocó leer en la cama para acompañar la banda sonora de sus ronquidos profundos ¡Hijo de su santa madre!

Bien, tras diagnosticarle y decirle que era lógico, le receté por error unas pastillitas que, por error y casualidad, abrían aún más el apetito sexual del varón.

Qué error tan imperdonable tuve ¿no?

Pobre Barbie con agujetas, su Ken le iba a dar sesión ininterrumpida, como la del cine en Antena 3.

Al terminar la consulta y llegar a mi casa le dije a mi segundo marido, mi actual pareja:

“Ala, mañana nos separamos. A ver si así, convirtiéndome en tu segunda mujer, me coges por banda y declinas el verbo “hacer el amor” en todos los tiempos del indicativo y del subjuntivo. ¡Y yo sé porqué lo digo!”

2 comentarios el “¿PSICOLOGÍA MATRIMONIAL? NI DE COÑA…

  1. Lina
    20 mayo 2009

    Hola,

    Acabo de descubrirte, me encanta el punto ácido e irónico con el que escribes. Te agrego a mi blogroll.

    Saludos.

    • puramariagarcia
      20 mayo 2009

      pues…anda que yo!!! Vaya blog PRECIOSO que tienes!!!
      Qué fotos!! Y qué textos!!!
      Quedas agregada a mis enlaces preferidos
      Besos
      Pura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 mayo 2009 por en General, HUMOR, MONOLOGOS, OPINIÓN PERSONAL y etiquetada con , , , , , , , .

Textos registrados en SAFE CREATIVE

El tiempo es un guasón…

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14 seguidores

Blog Stats

  • 48,285 VISITAS AL BLOG
A %d blogueros les gusta esto: